Ejercicios de equilibrio

25.09.2021

¿Qué es el equilibrio en fisioterapia?

El equilibrio se define como la capacidad para mantener la postura (sentados o de pie) y de conocer su orientación en el espacio y posición.
El sentido del equilibrio esta estrechamente relacionado con el control postural.

Ante cualquier tarea primero generamos una activación de la musculatura postural, después prosigue la activación de la musculatura motora y posteriormente vuelve a activarse la musculatura postural para estabilizar el cuerpo, para ajustarse en función de la tarea que se esta realizando.

Un control postural efectivo requiere que el SNC tenga una imagen exacta de donde se encuentra el cuerpo tanto si esta estático como en movimiento. Ya que las demandas posturales durante la bipedestacion son diferentes durante la marcha. Por ello, la información sensorial se organiza de manera diferente en función de las tareas.

Una desalineación de los segmentos corporales dificulta poder realizar de forma satisfactoria patrones de movimiento normales y potencia, al mismo tiempo, la aparición de otras desalineaciones adoptadas por el paciente. Por ejemplo: la mayoría de las personas que han sufrido un ICTUS desplazan el centro de gravedad hacia su hemicuerpo sano y hacia posterior, disminuyendo la carga sobre el hemicuerpo afecto.

Equilibrio es igual a  estabilidad?

  • El equilibrio se define como la capacidad para mantener la postura (sentados o de pie) y de conocer su orientación en el espacio y posición.
  • La estabilidad es la capacidad de mantener una posición estática sobre la base de apoyo o de volver a la posición original cuando el cuerpo ha sido apartado de su equilibrio.

Tipos de Equilibrio

En el proceso para mantener el equilibrio mediante ajustes tónico-posturales se manifiestan dos formas básicas.

  • Equilibrio estático es la acción realizada para mantener la postura por medio de un control del tono muscular.
  • Equilibrio dinámico es una acción de ajuste y control del tono postural que mantiene el cuerpo sobre la base de sustentación cuando el centro de gravedad se aparta de ella.

La mayor parte de nuestras tareas diarias requieren de tres tipos de equilibrio que en pacientes sanos suelen aparecer de forma consecutiva. En el caso de los pacientes neurológicos probablemente una o más de estas habilidades se vea mermada.

  • Equilibrio estático. Habilidad de mantener una posición estable. Por ejemplo, estar de pie sin moverse.
  • Equilibrio anticipatorio o proactivo. Habilidad de anticiparse y estabilizarse previamente a un movimiento voluntario. Este podrá ser tanto estático como dinámico y vendrá dado por la experiencia previa. Por ejemplo, prepararse ante un posible empujón.
  • Equilibrio reactivo. Habilidad de recuperarse de una alteración inesperada, pudiendo ser también tanto estático como dinámico. Por ejemplo, realizar estrategia de paso ante el frenazo brusco de un autobús.

Las personas con daño cerebral modifican o adaptan la alineación de sus segmentos corporales en bipedestación o durante la marcha para mantener la estabilidad.
Ademas a menudo pueden reclutar musculatura no habitual en determinados patrones de movimiento y llevar a cabo sinergias musculares diversas que a la larga causen tensión, contracciones e molestias compensatorias.

Dependerá de la lesión de nuestro paciente que tipo de equilibrio este afectado. Para la rehabilitación en neurologia, el equilibrio es una parte fundamental del tratamiento  y des de Fisioneurologic lo englobamos mucho en nuestra terapia, para:

  • Ganar seguridad en el paciente
  • Mejorar el patrón de marcha
  • Evitar compensaciones, molestias , contracturas
  • Reducir riesgo de caída
  • Mejorar autonomia y actividad con su entorno
  • Mejorar confianza en desplazamientos en exterior

Si necesitas mejorar su equilibrio por una afectación neurológica, por bajo tono muscular, por un estado de miedo y sensación de inestabilidad, en Fisioneurologic podemos ayudarte!

Te gustaria que mostraramos ejercicios prácticos?

Escríbenos para cualquier duda, estaremos encantados de responderte